LA OPORTUNIDAD DE LAS VACACIONES DE NAVIDAD

El periodo de vacaciones de Navidad es un tiempo lo suficientemente largo para ser aprovechado desde múltiples ángulos educativos con nuestros hijos y alumnos. Está lleno de acontecimientos y celebraciones que nos harán perder un poco el orden y los hábitos establecidos, pero esto no  debe importarnos si sabemos sacarle provecho. Un poco de relajación y novedades es hasta conveniente frente a un exceso de rigidez, horarios y obligaciones impuestas (o auto-impuestas) para la consecución de buenos logros.

Quince o más  días de vacaciones deben convertirse en una doble oportunidad al menos; la de obtener un descanso merecido y necesario y la del enriquecimiento desde la posibilidad del buen uso de un periodo diferente al escolar.

Descanso y enriquecimiento: dos conceptos que no se excluyen mutuamente y que bien combinados colocarán a nuestros chicos en la mejor disposición para el resto del  curso.

Si hablamos del descanso, tenemos que entenderlo no desde el sedentarismo físico ni desde el aislamiento. Y tampoco debemos confundir descanso con inactividad mental. Desde la esfera física de su desarrollo deberemos estar atentos a que los chic@s no se refugien en actividades interactivas de pantallas (internet, redes sociales, videojuegos…) y aprovechen el tiempo para cultivar su cuerpo con ejercicio y actividades sanas. Desde la esfera intelectual se requiere bajar el ritmo y tiempo de trabajo (evidentemente) pero sin llegar al abandono absoluto del “ejercicio de pensar”. Se trata de planear un descanso activo donde la estimulación y la lectura deben estar presentes como una rutina más del día (mejor a primera hora de la mañana, que los días de Navidad no son buenos para hacer planes fijos por las tardes). Y desde la esfera social las Navidades se convierten en el tiempo ideal para fomentar el tiempo compartido en familia donde poder colaborar y entenderla como una unidad donde refugiarse, comunicarse y sentirse seguro.

Si hablamos de enriquecimiento, la Navidad es una oportunidad única para abarcar muchos aspectos de la formación integral de nuestros hijos que por las prisas, las complicaciones y las limitaciones del día a día no conseguimos desarrollar convenientemente.

En el plano físico debemos estimular todo lo relacionado con un ocio sano, el deporte y el contacto con la naturaleza de la que siempre sacarán experiencias y aprendizajes imborrables.

En el plano social estamos casi en la obligación de ofrecer a nuestros chicos nuevas perspectivas de convivencia y conocimientos con contenidos tradicionales, humanos y religiosos que esta época del año tanto propicia. Nuevas personas y situaciones de relación, ayuda y colaboración para enriquecer sus puntos de vista (y también los nuestros). No hay mejor manera de combatir el “consumismo” que nos acecha desde hace tanto tiempo y nos agota que ponerlos ante la experiencia de compartir, dar y sentirse útiles para los demás…Sólo hay que mirar alrededor para encontrar una necesidad.

En el plano intelectual utilizaremos la multitud de oportunidades que hay a nuestro alrededor para darles a conocer nuevos contenidos que conecten con sus inquietudes y lo aprendido en el cole (lectura de libros, visitas a museos, teatro adaptado a su edad, cine, conciertos…)

Los chic@s de la ESO nos pedirán mucha “libertad”, mucho tiempo fuera de casa y mucha novedad y estimulación…es lo suyo. Les ayudaremos a estructurar su tiempo y a sacarle provecho, porque en las edades de vuestros chicos tienden claramente a la desorganización y habrá tiempo para todo; ese debe ser el mensaje principal. Les ofreceremos intimidad y tiempo con sus contactos sociales, pero solicitando a su vez que deben atender a su familia y ofrecer algo a cambio. Y les haremos ver que la Navidad es una recompensa, una compensación al tiempo y esfuerzo invertido durante la primera parte del curso y que por tanto hay que merecérselo y utilizarlo según haya transcurrido el año de trabajo.

Felices vacaciones llenas de descanso (bien entendido) y experiencias enriquecedoras.

Elena y César

Pautas para estimular el lenguaje oral en infantil

El lenguaje oral es una función y una destreza que se aprende de forma natural, mediante intercambios con el entorno social. Cada día son más frecuentes los niños que presentan una articulación incorrecta de muchos fonemas por problemas derivados de posiciones incorrectas de los órganos implicados, respiración bucal en vez de nasal, falta de movilidad y fuerza de la lengua y labios, etc.

El uso continuado de chupete, biberón, dedo en la boca pueden provocar malformaciones que dificulten la adquisición del lenguaje oral. Es importante que coman alimentos sólidos puesto que al masticar se trabajan los músculos que intervienen en el habla (labios, lengua…) adquiriendo la fuerza y la agilidad necesarias para una correcta pronunciación.

Los niños aprenden a hablar a través de la comunicación. Por eso, todos podemos ayudarles siguiendo unas pequeñas recomendaciones:

– Debemos, ante todo, ser modelos de lenguaje delante de los niños, hablar despacio, de forma clara y sencilla, utilizando un lenguaje que se adapte a su edad.

– Cuidar la pronunciación, sin exagerar y sin gritar.

– Ser expresivos, subrayando bien la entonación de los enunciados.

– No usar diminutivos ni repetir las palabras mal pronunciadas por el niño.

– Respetar los turnos de palabras. Atender y escuchar antes de hablar.

– Dejar tiempo al niño para que responda sin agobiarle ni respondiendo por él.

– Intentar comprender al niño cuando hable aunque cometa muchos errores. Prestar atención a lo que cuenta y no a cómo lo dice.

– Usar preguntas cuya respuesta no sea sí o no.

– Evitar corregir o hacer repetir al niño sus errores continuamente, pues puede aumentar su sensación de fracaso o inhibirle en su comunicación. A partir de lo que ha dicho podemos ofrecerle un modelo correcto de frase más completa y con más vocabulario (Ej: Amos a casa lelos – ¡Sí! vamos a casa de los abuelos a visitarles)

– Reforzar sus avances aunque sean mínimos, esto ayudará a mejorar su autoestima y seguridad personal.

– Utilizar todos los medios que favorezcan la comunicación: gestos, expresiones faciales, corporales, etc.

– Leerles cuentos, llevarlos al circo, a la compra… y otros lugares que sirvan para estimular y ampliar su lenguaje. Contarles y describirles situaciones (vacaciones, visitas familiares…)

¡Lo más importante! No debemos olvidar que cada niño tiene su propio ritmo de aprendizaje. Cada niño será único e irrepetible.

 

Cristina y Sara.

Aprender a Aprender

Los alumnos de 1º E.S.O hemos comenzado nuestro taller sobre hábitos y técnicas de estudio. En estos días estamos aprendiendo la importancia de organizar nuestro ambiente de estudio y planificar el tiempo dedicado a las tareas escolares.

Nos hemos comprometido a llevar un registro personal, de cómo distribuimos las asignaturas en casa a lo largo de la semana y hacer un buen presupuesto siguiendo las pautas que nos dan  en clase.

Desde el Departamento de Orientación revisarán este registro para ayudarnos a mejorar nuestra forma de aprender y nos propondrán nuevas metas.

Los apuntes están en la barra del blog dentro del bloque “Aprender a Aprender”

Esther y Marina

Día Internacional de la Discapacidad

3 DE DICIEMBRE DE 2012: Día internacional de las personas con discapacidad.

Ayer miles de personas salieron a la calle para recordarnos una realidad muy importante en nuestra sociedad, alrededor de un 15% de la población mundial, o mil millones de personas, viven con algún tipo de discapacidad.

El Día Internacional de las Personas con Discapacidad tiene como objetivo fomentar su integración en la sociedad y promover la igualdad de oportunidades. Es decir,  que estas personas formen parte total de la sociedad donde vivimos, tenga una vida plena y no tengan ningún obstáculo innecesario por el camino; y esto es tarea de todas las personas que formamos parte de la sociedad. El tema de la celebración para 2012 es eliminar las barreras para crear una sociedad inclusiva y accesible para todos.

Esther y Marina