Respiración y Soplo

Es de suma importancia que los niños aprendan a realizar una buena respiración. De esta manera se evitarían posiblemente muchas patologías que surgen después como afonías, rinolalias, etc.

A su vez, el soplo está ligado a la respiración y es importante que los niños aprendan a controlar la dirección y la fuerza del soplo para articular correctamente los distintos fonemas.

EJERCICIOS DE RESPIRACIÓN:

–  Vivenciar la propia nariz y la de otras personas (tocarse la nariz, poner un gomet, saludarse con la nariz, etc).

–  Vivenciar la función respiratoria de la nariz (inspirar aire por la nariz y con la boca cerrada y espirarlo muy despacito encima de un espejo para observar si se empaña).

–  Aprender a sonarse la nariz: nos sentamos frente al niño y ponemos una bola de algodón o plumas sobre la mesa. Después inspiramos profundamente y poniendo la mano sobre la boca, soplamos aire por la nariz intentando mover la bola.

–  Ejercicios para aumentar la inspiración: oler un frasco de colonia e imaginar que huele bien o mal para poner muecas. Inspirar por una fosa nasal, luego por la otra y luego por las dos a la vez.

–  Ejercicios para aumentar la espiración: soplar trozos de papel, hacer pompas, etc.

 

EJERCICIOS DE SOPLO:

–   Pegarle en la frente, mediante papel adhesivo, una tira que le llegue a la altura de la boca, pidiéndole que la levante mediante el soplo y la mantenga así unos segundos.

–  Ejercicios con una vela, en diferentes posiciones, más cerca o más lejos, pero procurando que el niño no la apague rápido, sino que inspire y espire sin apagarla. Otro ejercicio sería jugar a ver quién apaga la vela antes, colocándola en diferentes posiciones; cuanto más alejada esté la vela, mayor será la capacidad pulmonar exigida al niño.

–  Jugar con objetos como matasuegras, molinillos, trompetas, silbatos, etc.

–  Soplar pelotas de ping-pong o canicas pequeñas. Con una pequeña portería de fútbol para que el niño intente marcar un gol.

–   Ejercicios con pajitas: traspasar agua u otro líquido de un vaso a otro; chupar agua, retenerla en la boca y echar en forma de escopeta; reunir papelillos aspirando; trazar caminos mediante pajitas y soplar trocitos de papel a través de ellas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *